Crónica del Encuentro “Unidos preparando el 50 aniversario”

Desde hace varios meses se tenía programado un encuentro para el grupo de laicos consagrados con mayor tiempo de entrega. La cercanía del cincuenta aniversario del inicio de la vida consagrada masculina en el Regnum Christi, 25 de enero de 1972, fue una feliz coincidencia que nos hizo pensar en tener una reunión con todos los laicos consagrados que pudieran sumarse.

De esta manera, el 23 de diciembre por la tarde comenzó el encuentro de un primer grupo de 25 personas en Santa María del Lago, en Chapala, Jalisco. Durante una semana, se tuvieron conferencias y reflexiones en grupo para profundizar en dos líneas temáticas: por un lado el plan de Dios a través de nuestra consagración dentro del Regnum Christi; por otro, una visión de lo que viene por delante.

Ha sido un tiempo para reflexionar y meditar en este camino que compartimos y que Dios escogió para nosotros y para penetrar en Su designio en lo individual y como grupo. Se dieron diálogos profundos en relación con nuestra fidelidad, con la necesidad de vivir una consagración desde el discernimiento y la corresponsabilidad, con la vivencia del propio carisma y la necesidad de pedir a Dios nuevas vocaciones, además de trabajar por ellas y por concretar los medios materiales para sostenerlas.

También reflexionamos en aspectos de nuestro crecimiento espiritual, de la salud física, del cuidado y formación del mundo psico–afectivo, de la atención a quien tiene padres mayores. Con espíritu de familia renovamos nuestro compromiso en el impulso de nuestra sociedad de vida apostólica y de todo el Regnum Christi.

Buscamos enriquecernos con la aportación de todas las vocaciones. El P. Manuel Aromir, L.C., nos acompañó desde el primer día y hasta el 3 de enero de 2022. Nos ayudó su visión y entusiasmo, y su predicación en torno al valor de nuestra vida como don de Dios. Nos invitó a estar abiertos al Espíritu Santo para salir al encuentro, vivir con humildad y caminar juntos.

Durante el evento se hicieron presentes también el P. Eduardo Robles Gil, L.C., así como  Carmen Ramírez y Miriam de la Garza -ambas Consagradas del Regnum Christi-. El Dr. Juan Francisco Santoscoy, miembro de la sección de Señores de Guadalajara, y las Dras. Patricia Espinosa y Rosario Alfaro nos enriquecieron con conferencias sobre los temas programados.

De manera paralela, otro grupo se reunió en un centro cercano (Casa de oración de Nazareth) a partir del 27 de diciembre. Se tuvieron momentos de convivencia,  de oración comunitaria, reflexión en grupos, además de un curso de renovación de vida en el Espíritu. Todo ello en un ambiente de distensión, sano descanso y deporte. Pudieron compartir las experiencias vividas en el último periodo. El P. Carlos Proal, L.C. les acompañó durante esos días y les predicó el retiro de fin de año.

El 2 de enero nos juntamos los dos grupos. Algunos pocos no pudieron estar presentes físicamente y buscaron conectarse virtualmente para participar en las sesiones.

En ese momento, el encuentro tomó una dimensión muy particular y única. Este año ha sido también especial por la reciente aprobación de nuestras Constituciones, que se da después de un período de acompañamiento de la Iglesia desde 2010, con las aprobaciones e instituciones que se han generado desde 2018. Estos hechos nos llenan de confianza y mantienen nuestro ánimo: esta obra no es solo nuestra y su desarrollo depende en primer lugar de Dios mismo.

En el marco de las fiestas litúrgicas de estos días, así como las propias del Regnum Christi, fuimos abordando temas esenciales para nuestra vida consagrada.

Se tuvo una exposición muy iluminadora sobre nuestra historia por parte de Emilio Martínez. Nos ayudó a entender mejor los pasos y etapas de todo lo vivido durante estos 50 años.

Además, reflexionamos sobre tres temáticas generales: identidad y misión; nuevas vocaciones y vida comunitaria. Abordamos cada tema con una exposición general seguido de trabajo en equipos y finalmente una plenaria para sacar conclusiones.

Por las noches, después de cena, fuimos repasando nuestra historia con archivos fotográficos, dentro de un ambiente muy familiar, recordando  a todos quienes han sido parte de esta aventura, los que continuamos y también los que ya no siguen o pasaron a la Legión de Cristo. Mantenemos contacto con muchos de ellos. Fue una magnífica ocasión para recordar, agradecer y valorar lo vivido. Especial recuerdo tuvieron César Fernández y Juan Enrique Montiel, consagrados que han terminado su peregrinar y su misión en esta tierra.

De manera espontánea, se dio un sentido agradecimiento a todos los que han impulsado de diversas formas en estos 50 años de historia, en particular quienes han sido nuestros directores.

 

Tuvimos un día de paseo a la Ciudad de Guadalajara, con misa en la Catedral, visita a la Virgen de Zapopan y paseo por el centro histórico.

Terminamos el 6 de enero con un momento de adoración y acción de gracias, al final del cual consagramos el año que inicia a María Santísima.

La jornada y el encuentro concluyeron con la santa misa presidida por el P. John Connor, L.C.  y concelebrada por los PP. Paul Lara, Michael Brisson, Héctor Quintana y Luis Rodrigo Núñez, LL.CC.

Al terminar, cenamos todos juntos en un ambiente de alegría y agradecimiento.

Regresamos todos a nuestros lugares de residencia y de trabajo apostólico con la experiencia de la acción de Dios en nuestros corazones y -desde nosotros- en muchas personas que Él ha ido poniendo en nuestro camino. Además de la ilusión de sabernos muy unidos, como los primeros cristianos, con “un solo corazón y una sola alma” (Hech 4, 32).

El encuentro ha sido una oportunidad para tomar la responsabilidad compartida de lo que es de todos.

En en link puedes encontrar más fotos en alta calidad