Entrevista a Jorge Lam || “Me apasionan tres ideas: primero, ser laico; segundo, consagrado; tercero, del Regnum Christi”

Jorge Lam es venezolano, tiene 20 años y actualmente se encuentra en candidatado para avanzar en su discernimiento vocacional con los Laicos Consagrados del Regnum Christi.
  • Mi vida de oración ha sido aprender a abandonarme en los planes de Dios.
  • En sus planes, encuentro el amor de Dios que ha sido la clave para ser feliz.
  • No importa el camino que tomaré, el lugar en donde esté, las personas con las que estaré, ni los problemas que enfrentaré, si tengo a Dios en mi vida, nada me faltará.

Su conocimiento de los Laicos Consagrados viene principalmente de su experiencia con Familia Misionera, en Caracas. En esta entrevista nos cuenta que le apasiona vivir tres ideas: “Entregar mis talentos desde el carácter profesional”, “consagrar mi corazón a Dios para poder entregarme a los demás”, y “estar totalmente disponible para la misión del Regnum Christi”. Jorge ha hecho su preparatoria y prevé iniciar Mercadotecnia.

 

¿Quién es Cristo para ti, por qué has decidido a profundizar más en esta posible llamada suya con los Laicos Consagrados del Regnum Christi?

Para mí, Cristo es la persona en quien puedo saciar los anhelos más profundos de mi corazón; deseos de poder vivir un amor en plenitud. Aquel que redime mi miseria con su misericordia todos los días para darme paz, fortaleza y esperanza. Por esta razón me hace sentido buscar Su voluntad en mi vida, ya que, en sus planes, encuentro el amor de Dios que ha sido la clave para ser feliz.

Por qué en concreto la vida laical consagrada en el Regnum Christi?

Me apasiona poder vivir estas tres ideas: entregar mis talentos desde el carácter profesional para transformar las realidades de la sociedad actual según el evangelio; consagrar mi corazón a Dios para poder entregarme a los demás, siendo testimonio del reino de Cristo; estar totalmente disponible para la misión del Regnum Christi.

En resumen: primero, laico; segundo, consagrado; y tercero, del Regnum Christi.

Cuando viste que podría haber una llamada a la vida consagrada, ¿cómo ha sido tu vida de oración, tu relación con Cristo?

Mi vida de oración ha sido aprender a abandonarme en los planes de Dios. No es una tarea fácil, existe en mi corazón muchos miedos, apegos y necesidad de querer controlar lo que voy viviendo en el proceso de discernimiento. Definitivamente, es algo que no puedo alcanzar por mis propias fuerzas, pero sí es posible con la gracia de Dios.

¿Qué estás descubriendo durante este tiempo de discernimiento con los Laicos Consagrados?

Descubro que solo en Dios puedo poner mi seguridad, Él es mi roca firme. No importa el camino que tomaré, el lugar en donde esté, las personas con las que estaré, ni los problemas que enfrentaré, si tengo a Dios en mi vida, nada me faltará. Lo único importante es que pueda vivir en Su amor en el momento presente.